Internacionales

Noticias bahá'ís de todo el mundo...
 


 Ruhollah Zibaie

 

Fuente: iranwire.com

Por Kian Sabeti

Las autoridades arrestaron a ciudadanos bahá’ís en la provincia de Teherán, el último en una serie de hostigamiento y discriminación contra la religión minoritaria más grande del país. Una campaña mediática prolífica y agresiva contra los bahá’ís ha acompañado los arrestos.

En la mañana del 3 de agosto, agentes del Ministerio de Inteligencia arrestaron a Ruhollah Zibaie, residente bahá’í en su casa en Baghestan, a unos 40 kilómetros de Karaj en la provincia de Teherán, y lo llevaron al Buró de Inteligencia de la ciudad. Sin embargo, más de una semana después de su arresto, su familia no ha recibido noticias confiables sobre las condiciones en que se encuentra recluido o los cargos presentados contra él.

"Alrededor de las 9:00 a.m. del sábado, cinco agentes de la Oficina de Inteligencia de Karaj detuvieron a Ruhollah Zibaie cuando salía de su casa y le mostraron una orden judicial", dijo una fuente a IranWire. “Primero lo llevaron de regreso a su casa. Unos minutos más tarde, otros dos agentes se unieron a ellos y quedó claro que estaban allí para registrar su automóvil y su cochera. Luego, los agentes registraron las habitaciones e incluso tomaron fotografías de todas partes de la casa, incluidas las paredes y los libros. Confiscaron todo el efectivo de la casa, las escrituras de la casa, chequeras, tarjetas bancarias, teléfonos móviles y una tableta. Antes de irse, dejaron parte del dinero que habían confiscado en la mesa para gastos diarios.

"Los agentes fueron respetuosos y trabajaron en silencio", dijo la fuente. “Aunque cuando estaban buscando ropa interior perteneciente a la esposa del señor Zibaie y ella protestó, uno de los agentes la insultó y usó una palabra vulgar. Después de tres horas, alrededor del mediodía, los agentes salieron de la casa con Ruhollah Zibaie. Desde entonces, solo ha tenido dos breves conversaciones telefónicas con su familia y les ha dicho que ha sido detenido en el pabellón 8 de la prisión de Rajaei Shahr en Karaj ".

Ruhollah Zibaie no goza de buena salud y su detención continua podría poner en peligro su salud. Uno de sus riñones ha fallado y perdió una pierna en un accidente hace unos años. Tiene un fémur roto y su hombro izquierdo, que estaba roto, no se ha reparado por completo. Además, tiene diabetes y debe tomar medicamentos con regularidad.

Según la fuente, hasta hace unos años, Ruhollah Zibaie tenía un trabajo de tiempo completo como director de ventas, pero no pudo continuar su trabajo después de su accidente y se vio obligado a asumir trabajos más pequeños. Su principal ingreso recientemente ha sido una pensión que recibe de un fondo de seguridad social.

Friday the 22nd. Bahá'ís de Mexicali - Construyendo un mundo mejor - todas y todos. Confeccionado por http://www.fundacionanisa.org - Joomla 3.3 Templates