Leyes y Ordenanzas

Tumba de Bahá'u'lláh 

 

En este Día, es de la esencia de la Fe de Dios y de Su Religión el que las diferentes comuniones de la tierra y los múltiples sistemas de creencia religiosa nunca debieran permitir que se alimenten los sentimientos de animosidad entre los hombres. Estos principios y leyes, estos sistemas poderosos y firmemente establecidos han procedido de una sola Fuente y son los rayos de una misma Luz.  El que difieran unos de otros debe ser atribuido a los variables requerimientos de los tiempos en que fueron promulgados.

(Baha'u'llah, en: Epistola al hijo del Lobo)

     Los fundamentos de la religión de Dios, siendo espirituales y formados por virtudes humanas, no admiten abrogación, son inamovibles y eternos, y se renuevan con cada ciclo profético.

     La segunda parte de la religión de Dios, referente al mundo material, abarca el ayuno, la oración, las diferentes formas de adoración, el matrimonio y el divorcio, la abolición de la esclavitud, procedimientos legales, transacciones, indemnizaciones por homicidio, violencia, latrocinio e injurias.  Esta parte de la ley de Dios relativa a asuntos materiales, sufre cambios y alteraciones en cada ciclo profético de acuerdo con las necesidades de los tiempos.

    ('Abdu'l-Bahá, Contestación a unas preguntas )

     Del libro, que es un resumen de las leyes de Bahá'u'lláh, el Sinopsis y Codificación de las Leyes del Kitáb-i-Aqdás tenemos el siguiente resumen...

1. La sublime estación ocupada por el ayuno en la Revelación Bahá'í.

2. El período del ayuno comienza al término de los días intercalares y finaliza con la Festividad de Naw-Rúz.

3. Es obligatoria la abstinencia de comida y bebida desde la salida hasta la puesta del sol.

4. Ayunar es obligatorio para los hombres y mujeres a partir de la mayoría de edad, la cual se fija en 15 años.

5. Se concede exención de ayunar a:

    a. Los viajeros

        i. Siempre que el viaje exceda de nueve horas.

        ii. Los que viajan a pie, siempre que el viaje exceda de dos horas.

        iii. Los que interrumpen su viaje por menos de 19 días.

        iv. Los que interrumpen su viaje durante el ayuno en un lugar donde piensan permanecer 19 días están exentos de ayunar solamente durante los tres primeros días después de su llegada.

        v. Los que lleguen a su hogar durante el ayuno, deben comenzar a ayunar a partir del día de su llegada.

    b. Los enfermos.

    c. Los que tienen más de setenta años.

    d. Las mujeres encintas.

    e. Las mujeres que amamantan.

    f. Las mujeres durante la menstruación, siempre que efectúen sus abluciones y repitan 95 veces al día un versículo expresamente revelado.

    g. Los que están ocupados en faenas arduas, a quienes se recomienda demostrar respeto por la ley empleando discreción y moderación al
valerse de dicha exención.

6. Hacer votos de ayuno (en un mes diferente del prescrito para ayunar) está permitido. Sin embargo, son preferibles ante Dios los votos que aprovechan a la humanidad.

    (Bahá'u'lláh, El Kitab-i-Aqdas )

Wednesday the 22nd. Bahá'ís de Mexicali - Construyendo un mundo mejor - todas y todos. Confeccionado por http://www.fundacionanisa.org - Joomla 3.3 Templates