Leyes y Ordenanzas

Crista Ndjahara de Namibia

     La Fe Bahá'í no tiene nada que ver con la política y los Bahá'ís no pueden participar de manera alguna en las actividades de un partido político. Esto no significa que estamos contra aquellos que actúan en partidos políticos ni que estamos en contra de cualquier partido. Creemos que Dios nos ha indicado que la manera en que debemos gastar nuestras energías y recursos es en establecer un Orden Mundial divino.  Tenemos un plan dado por Dios que incluye todos los buenos aspectos de todos los programas de los partidos políticos actuales y mucho más, sin sus fallas.

 

     Dios ha señalado el sendero recto que debemos pavimentar. Este sendero no se inclina ni hacia la izquierda ni hacia la derecha, ni hacia el Occidente ni hacia el Oriente. Es el camino de la unidad de toda la humanidad en todas partes del mundo, abarcando las varias naciones, credos y clases. Además, el orden que Bahá'u'lláh ha establecido en el mundo es de origen divino; y necesariamente es muy diferente en su naturaleza, rango y dimensión que aquellos de ideologías hechas por los hombres, a menudo en conflicto.

 

El Nuevo Jardin en pdf

 

 

     Hay otra razón por que un Bahá'í no puede participar en movimientos políticos.  Esta ha sido explicada por Shoghi Effendi, el Guardián en una de sus cartas:

     "Nosotros los Bahá'ís somos una sola unidad en todo el mundo; estamos tratando de construir un nuevo Orden Mundial, de origen divino.  ¿Cómo podríamos hacer esto si cada Bahá'í fuera miembro de un partido político diferente...algunos de ellos diametralmente opuestos los unos a los otros?  Entonces, en que quedaría nuestra unidad? Por causa de la política estaríamos divididos los unos contra los otros y esto es contrario a nuestro propósito. Es obvio que si a un Bahá'í en Austria se le da libertad para pertenecer a un partido político, por excelentes que sean sus objetivos, a otro Bahá'í en Japón, América, o la India habría que darle igual libertad y él podría pertenecer a un partido diametralmente opuesto en sus principios a aquel a que pertenece el Bahá'í en Austria. ¿Dónde quedaría, entonces, la unidad de la Fe? Estos dos hermanos espirituales estarían trabajando el uno contra el otro a causa de sus afiliaciones políticas diferentes (como lo han estado haciendo los cristianos europeos en tantas guerras fratricidas). La mejor manera en que un Bahá'í puede servir a su país y al mundo, es trabajar para el establecimiento del Orden Mundial de Bahá'u'lláh, el cual unirá gradualmente a todos los seres humanos y hará desaparecer los sistemas políticos y credos religiosos que dividen."

Tuesday the 28th. Bahá'ís de Mexicali - Construyendo un mundo mejor - todas y todos. Confeccionado por http://www.fundacionanisa.org - Joomla 3.3 Templates