La religión es la relación esencial que emana de las realidades de las cosas.

(`Abdu'l-Bahá, Contestación a unas preguntas)

 
La religión de Dios es tan solo una religión, mas debe ser siempre renovada. Moisés, por ejemplo, fue enviado al hombre; Él estableció una Ley, y los hijos de Israel, a través de esa Ley Mosaica, fueron librados de su ignorancia y entraron a la luz; fueron rescatados de su abyección, alcanzando una gloria que no empalidece. Sin embargo, a medida que transcurrieron lentamente los años, aquel esplendor pasó, aquella refulgencia se ocultó, y aquel día luminoso se volvió noche; y una vez que esa noche se hizo triplemente oscura, la estrella del Mesías despuntó, de modo que, nuevamente, una gloria iluminó al mundo. El significado es este: la religión de Dios es solo una, y es la educadora de la humanidad, mas, no obstante, necesita ser renovada. Cuando plantas un árbol, su altura aumente de día en día. Produce flores, y hojas, y sabrosos frutos. Pero después de un largo tiempo, se vuelve viejo y ya no produce ningún fruto. Entonces, el Labrador de la Verdad recoge la semilla de ese mismo árbol y la siembra en un suelo virgen; y he aquí el primer árbol, tal como era antes.


('Abdu'l-Bahá, Selección de los Escritos)

Wednesday the 28th. Bahá'ís de Mexicali - Construyendo un mundo mejor - todas y todos. Confeccionado por http://www.fundacionanisa.org - Joomla 3.3 Templates